Noticias

Artículo de Pacho Flores para la revista Brass Band World Magazine

Es un placer para mí poder escribir estas palabras acerca de la nueva Línea de Cornetas de 4 Pistones Titán desarrollada por la firma Stomvi. La serie está formada por las tonalidades Bb, C, D, Eb, F, Y G. Es una de las propuestas más innovadoras por su precisión técnica, riqueza tímbrica y flexibilidad en toda su tesitura.

 

Con estos instrumentos podemos experimentar nuevas posibilidades técnicas al hacer nuestro trabajo, esto repercutirá directamente en el resultado artístico y musical. Nos permiten ser más creativos y explorar todas las inquietudes musicales que hemos tenido durante tanto tiempo cuando buscamos repertorio nuevo para interpretar. Ahora es posible poder llevarlas a cabo y resolverlas con muchísima calidad ya que solo hay que tener voluntad y creer. Al final cada uno de nosotros seremos el creador de un nuevo capítulo en nuestra propia vida artística.

 

Para mí estas cornetas se han convertido en una necesidad ya que cuando hago un recital acompañado por un piano, una guitarra, cuerdas o con una gran Orquesta Sinfónica siempre las utilizo.

 

Durante mis años en la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar pude experimentar con la Corneta en Bb, por ejemplo el Andante Moderato del preludio de la ópera “Carmen” de Bizet, hay un solo que el compositor comparte con los Cellos, pero hay una nota grave como el E pedal (D concierto) que no está escrita ya que en aquel momento no existían trompetas o Cornetas de 4 pistones para alcanzar esa tesitura grave. Tampoco estaba desarrollada la técnica de los pedales de labio como hoy en día. Al tocar esa nota los directores alzaban la mirada asintiendo que era totalmente lógico y necesario hacerlo ya que si no se toca se interrumpe el discurso musical.

 

En mi faceta de concertista le he dado muy buen uso al interpretar obras como “Csardas” de Monti o Gipsy Airs de Pablo Sarasate, entre otras. Haciendo música de cámara con corneta y guitarra tenemos mejor conexión en los armónicos así que ahora podemos mezclarnos mejor. Al interpretar con corneta y piano existe un gran material donde podemos aprovecharnos del registro grave y también de las combinaciones de digitaciónes con el uso del 4to pistón.
Todas estas características son aplicables perfectamente para la corneta en C.

 

Las cornetas Eb/D en la Orquesta sinfónica tienen muchísimo uso, no sólo por la comodidad sinó por ofrecer un timbre y carácter más delicado. Al poseer un pabellón grande, su sonido y proyección jamás serán un problema. Dentro de la orquesta he podido experimentar solos como “Samuel Golberg” de Moussorgsky ofreciendo un sonido más rico que el de una Trompeta Piccolo, también corales finales como de la 2da o 3ra Sinfonía de Mahler que empiezan desde un pianisimo muy delicado la corneta me ofrece un carácter más intimo y noble que una trompeta en Bb o en C.
En mi repertorio de Solista he podido experimentarlas en arreglos como “Bachiana número 5″de Villalobos, “Le Coucou” de Danquin que he grabado en mi álbum “Cantar” con Deutsche Gramophone, ó el presto Vivace de “Gipsy airs” de Sarasate. Hoy día compositores como Efraín Oscher me escriben conciertos donde usa frecuentemente las Cornetas Eb y D.

 

Las Cornetas en F y G no se escapan de ser un completo acierto donde su uso se está convirtiendo en algo totalmente frecuente.
Históricamente la tonalidad de F y G han sido más utilizadas con las trompetas barrocas, pero al pasar del tiempo y con la incorporación de los sistemas de rotores y de pistones poco a poco fueron desplazadas por las nuevas dimensiones tímbricas y sonoras  de las trompetas en Bb y C modernas, en especial, por la nueva Trompeta Piccolo que ha facilitado mucho la tesitura aguda. También se ha usado más frecuentemente las trompetas en F y G modernas para transcripciones en repertorios barrocos (que no son originales para trompeta). Con la Corneta tenemos, bajo mi criterio, un carácter de sonido más correcto en obras como por ejemplo Albinoni y Marcello para oboe, donde se asemeja más al timbre real del oboe, siendo menos estrecho y cerrado que el de la Trompeta Piccolo. Con estas cornetas en F y G de 4 pistones tenemos un rango de 3 octavas REALES (Fa 3 al Fa 6), ganamos en dimensión de sonido y la calidez de su voz da mucha más nobleza a su timbre y al propio carácter del instrumento. La comodidad, el equilibrio y afinación son fantásticas.

 

A mi parecer las Cornetas de 4 pistones STOMVI son pioneras en nuestra era moderna. Todos estos instrumentos están hechos para que lo adaptes a tus necesidades como artista y a los proyectos que quieras desarrollar, como siempre Don Vicente Honorato y la familia STOMVI abren una nueva ventana!!!!

 

Pacho Flores

Design